Como planificar comidas y cenas saludables.

Una de las grandes preguntas que se hacen en muchas casas es: ¿Qué comemos hoy? a la que el 90% de respuestas son: No sé o Lo que quieras..

Muchas veces nos quedamos sin ideas, no sabemos qué hacer y tiramos de comida rápida o productos poco saludables y equilibrados.

Para evitar eso, es muy recomendable dedicar 10 minutos a elaborar tu propio menú semanal, con el objetivo de tener toda la semana planificada y comer de una forma sana y equilibrada.

Para llevar a cabo tu menú semanal, os recomendamos usar como ayuda la pirámide alimentaria que propone la sociedad española de nutrición comunitaria, la cual nos informa mediante dibujos la frecuencia de consumo de los alimentos.

Una vez encontrada la pirámide nutricional actualizada, lo primero que debemos hacer es imprimir una plantilla semanal o hacerla tú a mano.

Con estas dos cosas puedes empezar a organizar las 14 comidas y cenas según tus gustos y cumpliendo con las frecuencias de consumo de alimentos publicadas en la pirámide nutricional. Aquí tienes un ejemplo:

Lo único que tienes que tener en cuenta es en no coincidir con el mismo grupo de alimentos en la comida y la cena. Una vez que tengas los grupos de alimentos, desarrolla cada casilla y piensa en platos que soléis hacer en casa habitualmente y que engloben ese alimento. Una vez escogidos los platos generales, solo hay que añadirle un segundo plato o un acompañamiento.

Para almuerzos y meriendas haz lo mismo e introduce las raciones de lácteos, cereales, frutas o frutos secos que no hayas incluido en las comidas y cenas.

Una vez elaborado, cuélgalo en la nevera para saber que toca comer cada día e ir sacando lo que necesites del congelador si fuese necesario.

Esta costumbre es un hábito muy beneficioso tanto para los niños, ya que se trata de una manera de jugar a la vez que se van adquiriendo hábitos de alimentación saludable, como para los adultos, ya que con una organización previa ahorraremos tiempo y dinero.